Blog

10 Consejos de Seguridad para tu Hogar

10 Consejos de Seguridad para tu Hogar

¡Acabas de comprar tu primera casa y estás emocionado! Sólo no olvides cerrar la puerta de la entrada 😬

Comprar tu primera casa es una ocasión que vale la pena celebrar. Pero, antes de quedar atrapado entre la decoración y planificación de la fiesta de inauguración de la casa, es importante asegurarse de que tu nuevo hogar esté seguro.

Los nuevos propietarios de viviendas son especialmente vulnerables a los riesgos de seguridad, ya que apenas están comenzando a aprender sobre su nuevo hogar y colonia. Te compartimos estos 10 consejos de seguridad para que duermas tranquilo en tu nuevo hogar, dulce hogar.

 

1. Evalúa la situación de seguridad antes de comprar

Trata de evaluar la seguridad de tu vecindario antes de mudarte. Los vecindarios con casas familiares generalmente tienen tasas de delincuencia más bajas, mientras que las áreas de viviendas de alta densidad con muchos apartamentos de alquiler suelen tener tasas de delincuencia más altas.

Pregunta a tus futuros vecinos de incidencias de delincuencia o fíjate si notas actividades sospechosas en la colonia.

 

2. Recorre la zona a diferentes horas del día

Recorre al menos 200 metros a la redonda de donde se sitúa la propiedad que deseas comprar. Haz esto por la mañana, por la tarde, por la noche y en fines de semana. Así, sabrás si tus futuros vecinos son dados a hacer fiestas ruidosas los fines de semana.

También platica con los comerciantes ubicados cerca de tu propiedad para saber si han tenido problemas de inseguridad. Esto te dará una excelente pauta para evaluar la zona.

 

3. Haz tu investigación.

¿El área cuenta con plumas de seguridad, cámaras o módulos de vigilancia? ¿Hay alumbrado público por las noches? Esto y más debes considerar a la hora de evaluar la compra de tu inmueble.

A menudo existen programas de Vecino Vigilante donde las actividades sospechosas se reportan entre los vecinos. Pregunta si existe algún programa similar entre los vecinos.

 

4. Conoce a tus vecinos.

Como nuevos propietarios, deben familiarizarse con tu vecindario y sus vecinos. Hablar con tus vecinos sobre el crimen y la seguridad del vecindario te dará una idea de los tipos de precauciones de seguridad necesarias en su hogar.

¿Han habido problemas de seguridad en los últimos 6 meses? ¿Cuántos o qué hicieron en esos casos? Si “la casa de tus sueños” está ubicada en una zona problemática no te confíes y mejor opta por mudarte a una zona segura y libre de problemas de inseguridad.

Conocer a tus vecinos también conduce a una mayor conciencia de las tendencias en el comportamiento delictivo en el vecindario, lo que reduce el riesgo de ser una víctima. Como recomendación, los nuevos propietarios deben conocer a sus vecinos y luego participar de inmediato en los programas de vigilancia del vecindario.

 

5. Audita la seguridad de la casa

Después de mudarte a tu nueva casa, inspecciona todos los puntos de entrada de la casa e identifica cualquier cerradura obsoleta o que no funcione correctamente. Considera usar cerraduras electrónicas en las puertas a medida que actualices las cerraduras de tu nuevo hogar.
Estas cerraduras te dan la opción de asignar códigos a terceros, lo que te permite saber quién entra y sale de tu casa.

 

Revisa específicamente las cerraduras de las ventanas y puertas traseras, así como las luces exteriores y de la cochera. Y, si tienes puerta automática de tu cochera, no te olvides de volver a codificarla.

 

6. Identifica tus servicios locales de emergencia.

Una vez que conoce los tipos de delitos que ocurren en tu nueva área, te aconsejamos determinar la ubicación de los servicios de emergencia de tu colonia y luego agregar sus datos a tu lista de contactos.

Saber a quién contactar y cómo contactarlos, te ahorrará tiempo que resultará vital en casos de emergencia. Si aún no sabes dónde están los módulos de seguridad más cercanos y los hospitales de tu área, consúltalo también con tus vecinos. También es importante que tu familia tenga esta información a la mano así como tus empleados domésticos.

 

7. Enfócate en la prevención.

Incluso si decides no obtener un sistema de seguridad para tu casa, aún puede abordar los problemas de seguridad en el hogar.

Evista exhibir objetos de valor a través de cortinas abiertas y envases desechados en la basura. Agrega dispositivos de bloqueo secundarios a las ventanas y puertas corredizas de vidrio para que no puedan abrirse fácilmente. Por ejemplo: puedes recortar palos de escoba de madera para trabar las puertas corredizas.

También recuerda asegurar tu cochera. Si se deja abierta la puerta de un garaje cuando sale de la casa, tus pertenencias y tu familia se vuelven vulnerables.

Aconsejamos instalar una puerta de garaje que se pueda controlar de forma remota a través de una aplicación inteligente para el hogar. Así, si saliste de prisa un día y no estás seguro si cerraste la puerta o no, la aplicación te sacará de dudas.

Presta también atención a quién ingresa a tu hogar, incluidos los proveedores de servicios, los repartidores, los contratistas e incluso los amigos de tus hijos. Una vez dentro, tienen la oportunidad de buscar cosas que valgan la pena robar, y pueden determinar si la seguridad de su hogar es real o falsa.

 

8. Compara proveedores de seguridad.

La industria de seguridad para el hogar tiene un historial de tácticas de venta agresivas. Por lo que es más importante que nunca encontrar un proveedor con el que te sientas cómodo trabajando y que pueda ofrecerte consejos y orientación sin impulsar sus intereses propios.

Evaluar los objetivos específicos de tu familia para un sistema de seguridad es clave. ¿Estás buscando atrapar a un ladrón en tiempo real para contactar a la policía? Entonces, probablemente quieras monitorizar. Normalmente, aquellos que buscan una forma de documentar evidencia para proporcionar a la policía pueden querer una cámara con sensor de movimiento.

Contar con un hogar inteligente completo o un sistema de seguridad te permitirá confiar en las cámaras para vigilar los alrededores de tu hogar y señalar cualquier movimiento inusual en el interior.

 

9. No descartes los sistemas caseros.

En Home Depot puedes comprar un sistema de alarma inalámbrico sin pagar la instalación o el monitoreo mensual. Si se activa la alarma, se activa una sirena ruidosa, que es lo suficientemente buena como para asustar a la mayoría de los ladrones.

La mejor parte de cualquier sistema de seguridad es el cartel en el césped que anuncia que tiene un sistema de seguridad. Muchos ladrones pasarán por alto tu casa sólo por el letrero.

 

10. Considera los beneficios financieros.

Más allá de los beneficios de seguridad por sí solos, un sistema de seguridad para el hogar a menudo también te ofrece un descuento en el seguro del hogar de hasta el 10%. Sin embargo, una tasa de seguro reducida no es una regla universal, y cualquier posible deducción variará según el proveedor de seguro.

Además de los posibles descuentos en el seguro del hogar, sugerimos tener en cuenta que algunos sistemas de seguridad para el hogar ayudan a los propietarios a bajar los costos de energía, ya que pueden integrarse con termostatos y enchufes, y monitorearse de forma remota.

 

Se trata de estar preparado

En última instancia, las precauciones adecuadas de seguridad en el hogar provienen de investigaciones y acciones preventivas. Echa un vistazo crítico a tu nuevo vecindario, hogar y estilo de vida para determinar mejor las necesidades de seguridad específicas de tu familia.

Mientras más involucrado estés en la seguridad de tu hogar, mejor podrás disfrutar de tu nueva compra y cuidar así de ti y de tu familia. Porque, como dice el sabio dicho: “Más vale prevenir que lamentar”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *